VIDA PLENITUD
Finaliza a las 07:00AM

Trump destaca que acuerdo en Cercano Oriente llevará paz a la región

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que un acuerdo entre israelíes y palestinos allanaría el camino para la paz en toda la región, aunque no aclaró cuál sería su propuesta para resolver el conflicto en Cercano Oriente.

"Mi Gobierno trabajará por la paz entre Israel y los palestinos", señaló el mandatario estadounidense en el Museo de Israel, en Jerusalén, donde cerró su gira por la región.

"Sabemos que la paz es posible, pese al dolor y los desacuerdos del pasado", añadió Trump, que partió por la tarde hacia Roma, donde el miércoles tiene previsto reunirse con el papa Francisco en el Vaticano.

En la última parada de su visita en Cercano Oriente, el presidente estadounidense destacó que su país "siempre estará" junto a Israel, en un discurso más amigable con este país que el de la anterior Administración.

"Los lazos del pueblo judío con la Tierra Santa son antiguos y eternos", señaló, y añadió que quedó impresionado por el hecho de que todo tipo de peregrinos puedan practicar su religión en Jerusalén.

Trump no habló en Jerusalén de la solución de dos Estados o la delimitación de las fronteras, a las que se refirió previamente el presidente palestino, Mahmud Abas, en la visita que hizo a Belén y sólo comentó que creía que israelíes y palestinos estaban listos para la paz.

"Si Israel y los palestinos pueden establecer la paz, será el inicio de un proceso en todo Oriente Medio, y eso sería un logro asombroso", afirmó Trump en la ciudad cisjordana de Belén.

"(Mahmud Abbas) me asegura que él está dispuesto a ayudarme a alcanzar este objetivo", dijo el mandatario estadounidense durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente palestino. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, "ha prometido lo mismo", agregó.

Trump afirmó que Estados Unidos quiere elaborar con los palestinos medidas antiterroristas conjuntas y apoyar su economía. "La paz no puede nacer en un entorno donde se apoya al terrorismo", recalcó.

Abbas, quien afirmó sentirse esperanzado por los esfuerzos que está realizando Trump, subrayó ante la prensa que el conflicto entre los palestinos e Israel no es de carácter religioso.

"Nuestro problema fundamental tiene que ver con la ocupación y los asentamientos, y la negativa de Israel a reconocer el Estado de Palestina", explicó el presidente palestino, quien fue recibido a principios de mes por Trump en la Casa Blanca.

Abbas también exhortó al Gobierno de Israel a atender las demandas de unos 1.000 palestinos encarcelados que desde hace más de un mes realizan una huelga de hambre para reclamar mejores condiciones de detención.

Durante la visita de Trump, un grupo de palestinos se congregó en la Plaza del Pesebre de Belén para expresar su solidaridad con los presos detenidos en Israel. Varias familias de los prisioneros dirigieron una carta a Trump solicitando su intervención.

Después de su estancia en Belén, Trump volvió a Jerusalén, donde visitó durante 30 minutos el memorial al Holocausto Yad Vashem. Durante una ceremonia, el presidente encendió la llama eterna y depositó una ofrenda floral.

"Mientras nos neguemos a guardar silencio ante el mal, nos neguemos a apagar la luz de la verdad en medio de la oscuridad y nos neguemos a convertirnos en espectadores de la barbarie, conoceremos la bondad y la verdad y la paz prevalecerá", dijo Trump tras firmar el libro de visitantes.

Trump, que llevaba una kipá negra en la cabeza, estuvo acompañado en su visita a Yad Vashem por su mujer Melania, su hija Ivanka y el esposo judío de ésta, Jared Kushner.

Durante su gira de dos días por la región, Trump mantuvo una postura dura hacia Irán y alentó a los líderes israeliés a unirse con sus vecinos árabes contra el enemigo común.

"Los líderes de Irán llaman habitualmente a la destrucción de Israel. No con Donald J. Trump", aseguró hoy en su discurso en el Museo de Israel, con lo que se ganó una ovación de pie.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aprovechó la visita para criticar a Abbas y dijo que si el atacante de Mánchester hubiera sido palestino, "habría recibido un subsidio del Gobierno palestino". "Eso es la ley palestina", añadió.

Netanyahu pidió en varias oportunidades al Gobierno palestino que deje de enviar dinero a los "terroristas" detenidos en prisiones israelíes o a sus familias.

Trump partió por la tarde hacia Roma, la primera escala europea de su primera gira internacional como presidente, que arrancó con una visita a Arabia Saudí.

Luego viajará a Bruselas, donde asistirá el jueves a una cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El mandatario norteamericano finalizará su gira en la isla italiana de Sicilia, donde participará el viernes y sábado en la cumbre de las siete naciones más industrializadas del mundo (G7).

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba